5 de noviembre de 2010

Bancho Sarayashiki (Mansión del Plato en Bansho)

Se trata de una muy famosa y tradicional historia de horror japonesa (Kaidan) en la cual se inspiró una obra Kabuki del mismo nombre. Hay varias versiones de la misma historia, pero generalmente involucran a la sirvienta Okiku quien fue falsamente acusada de quebrar (en otras versiones de extraviar) un plato de una valiosa vajilla de porcelana de la familia para la que trabajaba. Dicha acusación era tan grave que se pagaba con la vida por lo que Okiku lo buscó incansablemente, contando los platos una y otra vez sin éxito. Acudió entonces a su patrono, el samurai Auyama Tessan, quien la deseaba; y al Okiku revelarle que no encontraba el plato este le ofreció ignorar el asunto si se entregaba a él pero ella se rehusó por lo que la asesinó al arrojarla al pozo. En otra versión se dice que al no soportar la vergüenza de dicha acusación Okiku se suicidó al ahogarse en el pozo. 
 
Okiku se convirtió entonces en un fantasma (yurei) que se aparecía junto al pozo e inmediatamente comenzaba a contar hasta nueve y justo al terminar daba escalofriantes chillidos. La razón del conteo se debe a que la vajilla consistía de diez platos, de los cuales uno fue quebrado y quedaban nueve. Finalmente, Okiku logró su objetivo de venganza ya que debido a su incesante llanto Tessan enloqueció . Se dice que un monje fue quien liberó el alma de Okiku al gritar ¡Diez!, justo cuando ella estaba terminando el conteo, y el pozo dejó de estar embrujado.  

Por  Hokusai, vemos su cuerpo hecho de platos.

El fantasma de Okiku junto al pozo. Por Aoyama Tessan.


Se dice que el pozo donde pereció Okiku se encuentra en el Castillo Himeji y de hecho se llama Pozo de Okiku, aunque otros aseguran que el verdadero pozo está localizado en el jardín de la Embajada de Canadá en Tokio, la cual era propiedad de la familia Aoyama.


Castillo Himeji, el Pozo de Okiku.


El director de Ringu (El Aro), Nakata Hideo, afirma que su película y Bancho Sarayashiki están relacionadas. Explica que para él los pozos son portales que comunican con el mundo de los muertos. Basada en esta historia existe otro youkai, la Okiku-mushi (Insecto Okiku).

Captura de la escena del pozo en Ringu, de Hideo Nakata.



3 comentarios:

  1. Genial X3
    AMO LA CULTURA JAPONESA
    es tan increible
    y puedo dibujar muchas cosas X3
    Gracias por el contenido

    ResponderEliminar
  2. Que loco!!! Buena historia, me gustó ver algo parecido en anime xD

    ResponderEliminar