2 de noviembre de 2010

Gashadokoru (Esqueleto Hambriento)

Son esqueletos gigantes de hasta quince veces el tamaño de una persona promedio. Estos youkai se forman a partir de una colecta de huesos de personas que han muerto por inanición cuyos espíritus se unen en un hambre colectiva. Si un Gashadokoru ve a un humano, lo agarrará y le arrancará la cabeza de un mordisco si esta no huye rápido. La única manera de detectarlo antes de que aparezca es escuchando un campaneo en el oído, el cual puede variar desde un ligero timbre hasta un estruendo ensordecedor.

Mitsukuni observando al gashadokoru invocado por la princesa Takiyasha, al tiempo que arrincona a su hermano. Por Kuniyoshi.

La imagen de arriba: "La Bruja Takiyasha y el Espectro Esqueleto", es un tríptico realizado por el artista japonés Utagawa Kuniyoshi (1798 - 1861); quien era especialmente conocido por sus pinturas de escenas históricas y míticas. En esta impresión tenemos representada a la princesa del siglo X, Takiyasha, convocando a un gashadokoru para asustar al guerrero Mitsukuni, al tiempo que este retiene al hermano de la princesa. Se basa en una famosa leyenda del siglo X, la cual es una pieza popular del teatro kabuki. La misma va así:

"La princesa Takiyasha y su hermano eran los hijos de Taira no Masakado, un samurai del clan Taira, quien encabezó una rebelión contra el gobierno central durante el período Heian. Posteriormente, Taira no Masakado fue asesinado por su primo en la batalla de Kojima en el año 940. Empeñados en vengarse, los hijos rebeldes del samurai se unieron al espíritu de una rana bruja, Nikushisen y permanecieron maquinando el ataque en el Palacio de Soma, ya abandonado. El palacio había sido de su padre, pero ahora pertenecía al señor feudal Minamoto Yorinobu. Antes de que pudieran poner su plan en acción fueron descubiertos por uno de los samurais de Minamoto, llamado Oya Taro Mitsukuni, quién fue al palacio en busca de conspiradores que hubiesen sobrevivido. La princesa intentó asustarlo convocando a un gashadokoru - en otros casos a un ejército de esqueletos - recitando un conjuro escrito en un rollo horizontal. Este emergió aterradoramente, abriéndose camino con sus huesudos dedos a través de las persianas rotas del palacio, amenazando a Mitsukuni para luchar; pero este no se inmutó y continuó defendiéndose con su espada del hermano de la princesa. Finalmente, derrotó a los golpistas y salvó el día".
 
Este otro grabado, realizado por el artista Yoshitoshi Taiso, muestra en este caso a Mitsukuni calmado a pesar del ejército de esqueletos convocado por Takiyasha:

Mitsukuni observando el ejército de esqueletos. Por Yoshitoshi Taiso.

Otra representación del gashadokoru, por Mizuki Shigeru:

Gashadokoru junto a otros yokais. Por Shigeru Mizuki de la colección "53 estaciones de Yokaido".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada