10 de mayo de 2011

Gaki (Fantasma Hambriento)

Gaki exhalando fuego.
Según la mitología budista, se dice que los gaki son fantasmas que deambulan por el mundo perpetuamente sedientos y hambrientos, pero invisibles a nosotros. Se tratan de la reencarnación de aquellas personas que fueron codiciosas durante su vida ya que forman parte de las seis distintas etapas del renacimiento, siendo las otras cinco: divina (Deva), pseudo-divina (Asura), humana, animal y en el infierno. Los gaki renacen como fantasmas famélicos con grandes vientres hinchados completamente vacíos, una pequeña boca fruncida y un delgado cuello por el cual se hace imposible tragar. Debido al mal karma de sus acciones pasadas viven bajo la maldición del hambre insaciable, pero incapaces de alimentarse por sí mismos. Su existencia es entonces muy miserable, merodeando alrededor de las casas, carroñan entre callejones y cementerios en busca de desechos, pero por más que lo intenten no logran ingerir nada. El pecado de la codicia que los condenó a ello se refleja en la obseción de los gaki por ciertos objetos o sustancias, generalmente humillantes, tales como heces o cadaveres humanos que intentan consumir. A pesar de estar en la superficie, estos luego vuelven al infierno donde son acosados por feroces demonios.  

También pueden haberse convertido en gaki porque sus descendientes no hicieron una ofrenda adecuada a las mismas en los altares familiares o domésticos, siendo que estos quedan atrapados en sus casas. Muchos japoneses budistas realizan una pequeña ofrenda de alimentos para los gaki antes de comenzar su propia comida, ya que esta es la única forma en la que puede alimentarse. En ocasiones, dicha ofrenda puede inclusive llegar a liberar sus almas. 

Gaki Zoshi
Gaki Zoshi
Gaki Zoshi

No hay comentarios:

Publicar un comentario